Saltar al contenido
Sabores de Córdoba

Cocktail El Medio Cordobés

Por Mara de Miguel

Para todos aquellos que tengan morriña de beber fino, pero que les apetezca más líquido y menos alcohol, tenemos una receta de uno de los concursantes del Cocktail Córdoba, que a pesar de que vive en Barcelona es cordobés de pura cepa y que es Manuel Ruiz Casanellas.

Este cocktail es otra receta más que refrescante para las tardes de verano, que tiene por protagonista las naranjas de Palma del Río. Por el nombre El Medio Cordobés, podríamos pensar que es poca cantidad, pero este cocktail es una bebida larga, que se rellena como bien mandan los cánones en las barras cordobesas hasta arriba.

Receta de El Medio Cordobés por Manuel Ruiz

Ingredientes para un cocktail para una persona

  • 5 cubitos de hielo
  • 5 cl anís de Machaquito
  • 20 cl fino
  • 100 cl zumo de naranja natural
  • 200 cl de Schweppes Mixers de Naranja & Lichi
  • 3 gotas de aceite 1490
  • Gajo de naranja (como garnish)

En un catavino típico cordobés introducimos el anís, el fino junto con el zumo de naranja natural.

Introducimos 5 cubitos de hielo en una copa de vino grande, los removemos para enfriar la copa y retiramos el exceso de agua que pudiera quedar. Añadiremos el contenido del catavinos. Removemos de nuevo. Añadiremos 200 cl de Schweppes Premium Mixers Naranja & Lichi.

Finalizamos con 3 gotas de aceite 1490 distribuidas en superficie del cóctel formando un triángulo equilátero, que representa las 3 Culturas de Córdoba. Adornaremos con un gajo de naranja.

Justificación filosófica del Cocktail El Medio Cordobés

Este cóctel alude a Córdoba tanto en el contenido como en la elaboración. Por un lado, la medida de la mezcla base es justamente la de “un medio” cordobés, y el mismo puede ser utilizado como medidor. El mismo continente del cóctel es un vaso a modo catavinos grande.

El zumo de naranja y la elección de Schweppes Premium Mixers Naranja & Lichi rinden homenaje al Patio de los Naranjos y a los muchos naranjos de naranja amarga que adornan y aromatizan nuestras calles. El contenido de anís Machaquito y fino de Montilla Moriles se encuentran en proporciones significativas pero no predominantes para que evoquen reminiscencias pero sin excesos, en la sutiliza está el gusto.

Como señal de las 3 Culturas que forjaron Córdoba se añaden 3 gotas de aceite de oliva 1490 en disposición equidistante formando un triángulo equilátero, en señal de respeto, convivencia y enriquecimiento mutuo.

Finalmente se decora el cóctel solamente con un gajo de naranja en el borde de la copa; algo sencillo pero grande a la vez, sin tener que excedernos en el adorno, conscientes de que ni falta hace; el aroma y la belleza de la naranja hablan por sí mismos, como le sucede a Córdoba.