Saltar al contenido
Sabores de Córdoba

Turrolate, dulce original de la Subbética

Por Chary Serrano.

El turrolate es un producto artesanal típico de la Subbética cordobesa, una joya gastronómica, un dulce original y único. Su forma es cilíndrica y se fabrica en diversos tamaños y calidades. Se elabora principalmente en Priego y Rute.  

Sobre  el  origen,  parece ser que  se empezó a elaborar a finales del siglo XVII en la industria artesanal confitera de Priego.

El origen del nombre  

Este nombre nació  de una disposición gubernamental que obligó a que el chocolate llevase al menos un 28% de cacao. Se estima que esto fue a finales de la década de los años 20 o principios de los 30 del siglo XX.  Al no cumplir esa exigencia, el producto fabricado entonces por la familia Merino (Chocolates Meri) tuvo que adoptar el nombre comercial  “Turrolate”, combinación de turrón y chocolate.

Hasta entonces se fabricaban simultáneamente el bollo de cacao y el  chocolate de almendra. A partir de la mencionada disposición desapareció el bollo de cacao y se fabricaron el turrolate de barra y el  chocolate de tabla.

Esta foto es de una Edición especial conmemorativa 2020 de la envuelta de Turrolate MERI de Almendra, Luis C. Merino Briones., realizada de forma desinteresada por la Imprenta Arroyo, de Priego. Esta envuelta sirve para conmemorar los 150 años de historia de esta marca familiar que comenzó en el S. XIX con la familia Merino Pareja, que ya no lo fabrica.

Ahora hay otras empresas que lo fabrican en la zona con la misma tradición, aunque evolucionando en diferentes sabores y envasado, de acuerdo con las nuevas normas

Ingredientes fundamentales del turrolate

Almendras o cacahuetes, pasta de cacao, azúcar, canela, aromatizante y una pequeña cantidad de  harina de trigo refinada, productos 100%  naturales son los que hacen que este dulce tenga un sabor inigualable. Actualmente se hacen también con almendra marcona, Avellana Cordobesa y con Stevia.

Es un producto de gran valor nutritivo. En otros tiempos se obsequiaba a las madres recién paridas, por lo que también se relaciona su consumo con la suerte y las buenas noticias.

Se suele tomar solo, aunque el acompañamiento ideal es ponerlo junto con pan y con aceite de oliva virgen extra, el extraordinario aove de la D. O. P. Priego de Córdoba.

Actualmente se preparan a nivel particular diferentes recetas de repostería con Turrolate. Un ejemplo, ideal para esta época, es el helado de turrolate. ¿Te atreves a hacerlo en casa? Puedes probar con esta receta que hemos encontrado en la web de Turrolate Galenda:

Ingredientes

  • 50 gr. de cacao puro
  • 50 gr. de azúcar
  • 30 gr. de aguardiente
  • 400 gr. de turrolate
  • 100 ml. de leche
  • 500 ml. de nata

Elaboración
Se monta la nata. Se baten juntos los ingredientes restantes. Mezclar todo con movimientos envolventes. Meter la mezcla final en el congelador durante, al menos, tres horas.