Saltar al contenido
Sabores de Córdoba

Cata de Sacas Especiales de Montilla Moriles

7 bodegas de Montilla muestran vinos únicos

Por Mara de Miguel

Córdoba y Mayo no olvidan a sus vinos generosos. En esta ocasión, el Consejo Regulador de Montilla Moriles a falta de La Cata, ha organizado una cata con vinos únicos, que no se encuentran en el mercado, de sacas especiales de las Soleras de 7 bodegas de Montilla Moriles.

La cata, que se celebró en los Jardines del Alcázar, se pudo seguir a través de Youtube y de Instagram en abierto, para todos aquellos que se quedaron sin plaza, debido a las restricciones de aforo, en espacios físicos.

El público asistente, del que la mitad era gente joven, con ganas de conocer más sobre el patrimonio líquido de la provincia, quedó impresionado al ver la calidad y versatilidad de estos vinos.

El posible debate de que si los vinos en rama son turbios o no, quedó ayer claro.

Los vinos en rama son límpidos y limpios y no tienen ninguna precipitación. Son cristalinos y brillantes, lo que los hace tan especiales.

En general, los vinos resultaron muy aromáticos y florales, cada uno en su estilo y con una calidad y profundidad espectacular.

Representantes de las Bodegas participantes en el evento.

Etiquetas especiales, de gala, para la ocasión

Con una etiqueta especial, para la ocasión, se cataron 7 vinos que no se encuentran en el mercado. Las bodegas participantes fueron Lagar Blanco que aportó un vino blanco sin crianza, Bodegas Alvear, con un fino, Bodegas Gracia, con otro fino de la Solera de Maria del Valle, Bodegas La Inglesa, con un fino pasado, Bodegas Pérez Barquero, con un amontillado, Bodegas Navisa con un vino dulce de la solera de 3 Pasas, y Bodegas Toro Albalá con un vino dulce de la bota única de 1986.

Como en la bodega, gracias a la tecnología

Un asistente escucha la presentación del primer vino

El evento fue muy dinámico porque mezcló la vida real, con la oportunidad de entrar dentro de cada bodega, gracias a unos vídeos que se iban proyectando y en donde el propio enólogo hacía la cata desde la bodega. Al finalizar cada vídeo había un turno de preguntas destinadas a explicar y adentrarse un poco más, en cada vino, con las respuestas en vivo y en directo de los representantes de las bodegas.

Sin duda fue una noche para el recuerdo y para reivindicar, una vez más, el tesoro líquido que hay en Córdoba, que poco a poco va dejando de ser desconocido.

Ver mas artículos sobre temas relacionados en esta web, etiqueta “A beber”.